Las iniciativas de L’Efecte Blau

Las toallitas no desaparecen por arte de magia.

Cuando tiramos las toallitas al váter, las hacemos desaparecer de nuestra vista, pero no del planeta.

¿La razón? Las toallitas están hechas de fibras muy resistentes y, a diferencia del papel higiénico, no se deshacen con el contacto con el agua.

Si las toallitas llegan al mar o a los ríos no solo son perjudiciales para el sistema de aguas, también podemos causar daños en el medio ambiente

Pilar – Profesora de la escuela del Masnou

miniatura
Reproducir vídeo
grafic_quees_0

¿El truco? Cada residuo en su contenedor.

El váter no es una papelera, descubre el contenedor que le toca a cada residuo

Si quieres más información sobre cómo separar los residuos domésticos, entra en la web de la Generalitat  www.residuonvas.cat