La importancia de la COP 25 para el efecto invernadero

¿Qué es el efecto invernadero?

La atmósfera terrestre regula la temperatura sobre la superficie de la Tierra. Refleja parte de la radiación solar y retiene otra parte. Si no hubiera atmósfera, la temperatura durante el día superaría fácilmente los 100º C, pues nada mitigaría la radiación solar, y de noche caería muchos grados bajo cero, pues nada retendría el calor recibido, tal y como sucede en la superficie lunar. La capacidad de la atmósfera de retener parte de la energía solar es el llamado efecto invernadero.

Este sistema de regulación térmica a escala planetaria es un aparato muy delicado. El principal gas de efecto invernadero es el CO2, el dióxido de carbono. Una pequeña variación en la cantidad de los gases de efecto invernadero, incluso inferior al 0,01%, puede incrementar significativamente la temperatura media sobre la superficie terrestre. Esto ya ha sucedido; cuando los dinosaurios habitaban el planeta, la temperatura sobre la superficie era más elevada que la actual. También se han registrado variaciones del efecto invernadero debidas a una gran erupción volcánica.

La humanidad se enfrenta a un hecho sin precedentes. Se ha detectado un incremento del CO2 superior al 0,02% de media desde que se inició la Revolución Industrial, a finales del siglo xviii, que ha provocado desde entonces un incremento de la temperatura sobre la superficie de la Tierra de 1,1º C.

Las causas del aumento del efecto invernadero

No cabe ninguna duda de las causas de este incremento: el uso masivo de combustibles fósiles: petróleo, gas natural y carbón. Se emiten a la atmósfera cantidades ingentes de dióxido de carbono, que provocan el efecto invernadero antropogénico; es decir, causado por la actividad humana. La comunidad científica advierte que mantener este ritmo de emisiones de CO2 provocará un incremento de la temperatura media sobre la superficie de entre 3,4 y 3,9º C en este siglo. Este incremento provocaría un importante cambio climático: crecería el nivel del mar, se desertizarían grandes zonas hoy fértiles, escasearía el agua potable, los fenómenos meteorológicos serían más violentos e impredecibles, etc. Todo ello afectaría directamente a la vida de millones y millones de personas.

Hace ya tiempo que las Naciones Unidas han asumido que este es uno de los principales retos a los que se enfrenta la humanidad. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) advirtió que se necesita reducir la emisión de CO2 al menos un 7,6% cada año de aquí a 2030 para limitar el aumento de las temperaturas a 1,5° C… y el tiempo para conseguirlo se está acabando, avisan los científicos.

La relación de la COP25 con el efecto invernadero

Del 2 al 13 de diciembre se celebra en Madrid la 25.ª Conferencia de las Partes en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 25). El objetivo de esta conferencia es verificar el cumplimiento de la Convención y el Acuerdo de París de 2015, en el que se establecieron tanto pautas como objetivos urgentes y se declaró el estado de urgencia climática.

Más de setenta países se comprometieron a emisiones netas de carbono cero para 2050. Los gobiernos municipales de cien grandes ciudades alrededor del mundo también se sumaron a la iniciativa. Los Pequeños Estados Insulares —seriamente amenazados por el aumento del nivel del mar ligado al cambio climático— se comprometieron a conseguir una cobertura de toda su demanda energética en 2030 exclusivamente con energías renovables. Países como Pakistán, Guatemala, Colombia, Nigeria, Nueva Zelanda o Barbados se comprometieron a plantar entre todos más de 11.000 millones de árboles.

Si bien los grandes emisores de CO2, los EEUU, China e India, todavía no se han sumado al acuerdo, el compromiso del resto de las naciones es firme y tarde o temprano tendrán que enfrentarse al problema. Porque el cambio climático no es una cuestión ideológica, sino un hecho corroborado por la ciencia.

La propuesta y el llamamiento de las Naciones Unidas va más allá de los gobiernos. Grandes grupos empresariales y financieros se han comprometido a invertir en activos que no contribuyan al efecto invernadero y a reducir drásticamente la huella de carbono de sus empresas en la atmósfera. También solicitan a los líderes mundiales la fiscalización de las emisiones de gases de efecto invernadero y dejar de otorgar subsidios al empleo de combustibles fósiles en todo el mundo.

La evolución de la COP25

El origen de la COP 25 es la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), acordada en la Cumbre de la Tierra de 1992 en Río de Janeiro, Brasil. Entró en vigor en 1994 y 197 Estados ya se han comprometido a estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera para evitar, o mitigar, los efectos sobre el clima causados por la actividad humana. Cada año, desde que el tratado entró en vigor, las partes se reúnen para acordar estrategias y planes de acción y verificar el cumplimiento de los objetivos. La reunión en Madrid será la vigesimoquinta desde que el tratado está en vigor; de ahí que sea la COP 25.

La Convención estableció límites no vinculantes sobre las emisiones de gases de efecto invernadero y no se habían fijado mecanismos de verificación. Por eso se ha negociado estos últimos años la ampliación de este tratado, para llegar al Acuerdo de París (2015), donde se estableció que en 2020 tendrían que estar elaborados los planes de acciones climáticas de los países firmantes y tendría que haberse resuelto el asunto de cómo financiar la lucha contra el cambio climático en todo el mundo. Los objetivos iniciales eran una reducción de las emisiones de CO2 del 45% en 2030 y una emisión neta cero en 2050, con lo que se limitaría el incremento de la temperatura media global a 1,5º C. Si no se lleva a cabo una política ambiental más ambiciosa y efectiva, será muy difícil alcanzarlos. De ahí la importancia de la COP 25, pues mostrará cuál es el estado real de estos planes en la lucha contra el cambio climático.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque in justo arcu. Donec eu lacinia risus. 

Nombre – profesión o identificador

Noticias

🚱 Actuacions de millora de la xarxa d'aigua a #SantIscle. Us informem que s'interromprà el subministrament:

🗓️ Dilluns, 10 d'agost
🕘 De 9 a ... 14 h
📍 Carrers afectats: Escoles, 25 de juny, Generalitat, Francesc Macià, Can Ginebra i zona Polígon industrial.
Lamentem molèsties.

⚠️ Incidència a #Bellvei:

A la urbanització de Baronia, s'ha produït una avaria fortuïta i s'ha hagut de tallar el subministrament d'aigua.

🚧 ... Estem treballant per restablir el servei al més aviat possible. Lamentem les molèsties.