La huella hídrica, un indicador ecológico

Cualquier política pública o empresarial que opte por un modelo de desarrollo sostenible debe tener a su disposición instrumentos capaces de medir el impacto ambiental de sus acciones. La cantidad de CO2por habitante o por unidad de PIB, por ejemplo, es una unidad de medida que nos ayuda a situar una economía nacional en su relación con el cambio climático.

Huella Hídrica

Tres investigadores holandeses, Arjen Hoekstra, Ashok Kumar Chapagain y Mesfin Mekonnen, entre otros, publicaron un estudio sobre lo que se dio a llamar el comercio virtual de aguaen 2002. Su intención era registrar, medir de alguna manera, los usos que hacemos del agua y proporcionar unidades de medida capaces de ofrecer una información valiosa sobre el mismo. Estos trabajos los presentaron al público en un marco de cooperación entre la Universidad de Twente y el IHE Delft Institute for Water Education (https://www.un-ihe.org/), perteneciente a la UNESCO, que es la mayor institución del mundo dedicada a la formación en el ámbito del agua. En estos estudios se presentó por primera vez el concepto de huella hídrica.

La idea es simple: ¿cuánta agua es necesaria para fabricar un producto u ofrecer un servicio? ¿Cuánta agua consume un habitante, una población o una nación directa e indirectamente, en un año?

Lo que en apariencia es simple es en realidad complejo, puesto que la huella hídrica de un producto, por ejemplo, incluye el consumo de agua en la obtención de las materias primas, su transporte, la cadena de producción, su distribución y, finalmente, su consumo. Así, la huella hídrica de una hoja de papel es de unos diez litros; la de una naranja, aproximadamente, 50 litros y la de una taza de café, 140 litros; 1 kg de patatas tendrá una huella hídrica algo por encima de los 900 litros; la huella hídrica de 1 kg de carne de vacuno es muy similar a la huella hídrica de un pantalón tejano, superior a los 10.000 litros de agua. 

Seguro que estas cantidades sorprenderán a más de uno, pero son el resultado de un cálculo estandarizado y modelizado que permite comparar huellas hídricas y definir medidas que mejoren la gestión del agua y nos permitan ahorrar un bien tan precioso. En 2009, la Organización Internacional para la Estandarización (ISO, en inglés) inició los trabajos para publicar una norma internacional, que finalizaron en 2014. La norma ISO 14046 de 2014 ha sido el resultado final. Es capaz de evaluar la huella hídrica considerando el ciclo de vida del producto, identifica los impactos ambientales relacionados con el agua, la cantidad de uso, el cambio de calidad del agua, etc. Gracias a este método puede calcularse la huella hídrica de un mismo producto producido por la empresa A y por la empresa B y estimar cuál de las dos empresas tiene un menor impacto ambiental sobre el ciclo del agua, por ejemplo.

Esto es muy importante, porque conviene recordar que, debido al cambio climático y a la concentración de la población en las grandes ciudades, en una década dos de cada tres habitantes de la población mundial vivirán en zonas donde la demanda de agua dulce podría ser más alta que la cantidad de agua dulce disponible. Por lo tanto, es vital saber si tal o cual proceso tiene una mayor o menor huella hídrica para poder gestionar mejor el ciclo del agua. 

Ahora, con esta herramienta, cualquier organismo público o privado, una administración pública o una empresa, podrá calcular la huella hídrica mediante un procedimiento estandarizado, lo que permitirá hacer comparaciones y medir la evolución de la huella hídrica en el tiempo. 

Para ayudar a desarrollar y difundir los métodos y herramientas para el cálculo de la huella hídrica se creó, en 2008, la Water Footprint Network (https://waterfootprint.org/en/). En esta red internacional participan organismos no gubernamentales, empresas, instituciones financieras, organismos reguladores, universidades e institutos de investigación, etc., hasta sumar más de doscientos socios. Mediante esta organización en red comparten los últimos avances en la investigación y desarrollo de sistemas que reduzcan la huella hídrica y sean capaces de emplear este recurso escaso de la manera más eficiente y limpia posible.

A su vez, la Water Footprint Network propone medir la huella hídrica según la procedencia del agua. En resumen, proponen medir tres huellas hídricas:

  • La huella hídrica verde es la que mide el uso del agua de lluvia o nieve que empapa el suelo y queda al alcance de las plantas, que, a su vez, la devolverán a la atmósfera mediante evaporación y transpiración. 
  • La huella hídrica azul es la que mide el uso del agua dulce procedente de fuentes naturales o artificiales, de ríos, lagos o acuíferos, normalmente captada mediante infraestructuras construidas a propósito para ese fin. Incluye el agua de riego y mide el consumo directo de agua dulce en los procesos de fabricación.
  • La huella hídrica gris es la que medirá la calidad del agua, puesto que medirá la cantidad de agua contaminada en los procesos industriales, agrícolas o de otro tipo que requiere un tratamiento para volver a ser vertida en el medio, libre de contaminantes.

La huella hídrica puede medirse de varias maneras. Por ejemplo, en metros cúbicos (o litros) por unidad de algo, considerando toda la cadena de suministro. Así serían diez litros de agua por hoja de papel, unos 3.000 por una pizza o más de 10.000 por 1 kg de carne de ternera. Pero también puede medirse por unidad de tiempo. Suele medirse el consumo de agua por habitante, que dependerá de factores a veces tan dispares como el nivel de renta, que influye en el consumo de productos con mayor huella hídrica, el clima o los hábitos de higiene y alimentación. La huella hídrica de un ciudadano chino será de 700 metros cúbicos por año y la de un estadounidense, superior a los 2.500 metros cúbicos por año. La huella hídrica española es de unos 2.300 metros cúbicos al año per cápita, pero una tercera parte de esa huella hídrica es debida al consumo de agua fuera de España, procedente de productos o materias primeras importadas.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque in justo arcu. Donec eu lacinia risus. 

Nombre – profesión o identificador

Noticias

⚠️ INCIDÈNCIA a #LliçàdAmunt:

S'ha produït una fuita d'aigua al carrer d'Anselm Clavé. Estem treballant per resoldre l'avaria. La previsió de ... reparació és a les 18 h, aprox. @llicamunt

L'aigua de #Centelles ja és APTA per al consum segons informa @sorea. Gràcies a tothom per la vostra comprensió i col·laboració