El consumo de agua en la agricultura

¿Cómo ha sido la evolución del consumo de agua en la agricultura?

Tan pronto la agricultura consiguió que algunas sociedades se convirtieran en seminómadas o sedentarias, surgió la necesidad de realizar obras hidráulicas que permitieran gestionar el consumo de agua de los regadíos.

La provisión de agua suficiente hacía posible la agricultura a la escala necesaria para sostener a una sociedad cada vez más numerosa y compleja, que no podía basarse solamente en la caza y la recolección. Satisfacer esa necesidad de recursos agrícolas impulsó el nacimiento de las primeras civilizaciones en las orillas de grandes ríos hoy legendarios: el Nilo, el Tigris, el Éufrates, el Ganges, el Yang-Tsé…, donde se ejecutaron los primeros proyectos de regadíos, canales, presas y embalses. 

Agua en agricultura

Miles de años más tarde, la agricultura sigue siendo el principal sector consumidor de agua dulce. Sin entrar en detalle, ocho de cada diez litros de agua dulce consumida en todo el mundo sirven para regar los campos. Esta proporción, sin embargo, varía en algunos territorios. 

Sin ir más lejos y a modo de ejemplo, podemos dividir Cataluña en dos grandes zonas hídricas. Una, la que riegan las llamadas cuencas intercomunitarias, aquellas que son compartidas por dos o más Comunidades Autónomas; la más importante, con diferencia, es la cuenca hidrográfica del Ebro; la cuenca del Júcar y la del Garona también se incluyen en esta zona. La otra zona sería la que cubren las llamadas cuencas interiores, que desembocan directamente en el Mediterráneo sin recibir aportaciones de agua de ninguna otra Comunidad Autónoma. 

El consumo de agua en Cataluña

Dos terceras partes del consumo de agua en Cataluña se dan en las cuencas intercomunitarias, que cubren el 48% del país. En este territorio tan extenso vive el 8% de los catalanes. El 92% del agua que se consume en esta zona se dedica a los riegos agrícolas.

En cambio, en las cuencas interiores, que cubren el 52% del país, vive el 92% de los catalanes. La principal concentración de la población se da en la conurbación metropolitana de Barcelona, pero también se concentra en esta zona la mayor parte de la actividad industrial del país. En consecuencia, algo más del 40% del consumo de agua en las cuencas interiores se emplea en satisfacer la demanda doméstica y urbana, pero la agricultura sigue en segundo lugar, con más del 30% del consumo. En tercer lugar, se encuentra la industria, con algo más del 20% del total del consumo de agua de las cuencas interiores.

Como puede verse, más del 70% del total de consumo de agua dulce en Cataluña sirve para regar los campos. En las regiones menos industrializadas o menos urbanizadas, este porcentaje aumenta notablemente. 

¿Cómo afecta el cambio climático en el consumo de agua?

Ante la perspectiva de un cambio climático producido por el efecto invernadero, los expertos señalan que la disponibilidad de agua en la cuenca mediterránea se verá afectada y que las sequías serán más frecuentes y más largas. Según los climatólogos, las cuencas más afectadas en Cataluña serán las interiores, debido a la falta de acumulación de nieve en los Pirineos. Problemas similares se darán en otras regiones de nuestro entorno y latitud, debido al incremento de la temperatura media los próximos años. 

Por eso es tan importante implantar tecnologías que nos permitan reducir el consumo total de agua, sea mediante un uso más eficiente, sea mediante la reutilización de aguas residuales previamente tratadas. La gestión basada en una economía circular, que procure alterar lo menos posible el ciclo natural del agua, será imprescindible. Pero también lo será un análisis de prioridades.

Como el sector que consume más agua (además, con diferencia sobre los demás) es la agricultura, lo lógico sería aplicar en él los avances tecnológicos y de gestión precisos para reducir su consumo. Quizá la estrategia más urgente e inmediata sea revisar y mejorar los sistemas de riego.

El ahorro de agua con el sistema de riego

El sistema de riego más utilizado en España es el tradicional, donde el agua llega hasta la plantación ayudada por la pendiente, en los canales de riego y regadíos. En Cataluña tres de cada cuatro hectáreas agrícolas se riegan de esta manera. En cambio, los sistemas donde el agua se impulsa a presión pueden regularse con mayor precisión y por tanto mayor eficiencia. Están el riego por aspersión y el riego por goteo, que van abriéndose camino poco a poco. Pero uno de los problemas a los que debe enfrentarse la adopción de sistemas de riego a presión es el tamaño de las parcelas. Cuanto menor es el tamaño de la parcela, más difícil es asumir el coste de uno de estos sistemas de riego. Por eso está tan extendido el riego por gravedad, y por eso las parcelas de mayor tamaño y de uso intensivo son más eficientes.

El ahorro potencial es notable. Según diversos estudios publicados durante los últimos diez años por la Comisión Europea, una mejora de la eficiencia en los sistemas de riego actualmente en uso podría suponer hasta un 25% de ahorro en el consumo de agua; pero un cambio en el sistema de riego superaría fácilmente un ahorro del 30%. A todo eso cabría añadir ahorros superiores al 10% si se añade la reutilización de aguas residuales, según esos mismos estudios. Es decir, el potencial de ahorro de un sistema de riego es muy importante.

Pero no es menos importante la selección de cultivos. Gracias a la ingeniería genética y a la selección de las especies más adecuadas a cada región, pueden cultivarse plantas que requieran mucha menos agua para ser viables. La ingeniería genética es una de las tecnologías más prometedoras en cuanto a ahorro de agua y energía, reducción de residuos y reducción de emisiones de efecto invernadero. Si se añaden la electrónica y las tecnologías de la comunicación y la información, se perfilará un horizonte completamente nuevo en el ámbito de la agricultura, mucho más eficiente y limpio que la agricultura convencional. 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque in justo arcu. Donec eu lacinia risus. 

Nombre – profesión o identificador

Noticies

🚰 Les obres de renovació de la xarxa de distribució del nucli de Magaluf (#Calvià) avancen a bon ritme.

🚧 Ens trobem a la segona de les tres ... fases de les obres.

📸 Compartim imatges dels treballs que s'estan executant al carrer Alt.

🚧 Al nucli de Magaluf (#Calvià), s'inicia la segona fase de les obres de renovació de la xarxa de distribució.

✅ Es permet la circulació als ... carrers Pineda i Alt, on s'estan executant les obres.

📍 Podeu visualitzar les afectacions en aquest plànol. 👇