El rebufo y otras curiosidades - L'Efecte Blau

    El rebufo y otras curiosidades

    Antes de seguir observando las peculiaridades climáticas de Cataluña, con una distribución muy irregular de las precipitaciones, queremos hacer referencia a un hecho que acaba de suceder en Omán. 

    Agua en el desierto: Durante los últimos días de este mes de mayo, se ha formado una borrasca en el Mar de Arabia, provocando grandes tormentas en dicho país. En Omán llueve poco, en la capital de Masqat, situada al norte, caen una media de 100 litros anuales, la mayor parte en enero. Hay una cordillera de montañas hacia el norte, con cimas que rozan los 3.000 metros con una media de 400 litros anuales, hacia el centro y el sur llueve muy poco o no llueve casi nunca. Pero en los últimos días han caído tormentas, algunas de ellas de piedra, con cantidades de 100 a 200 litros en 24 horas, imaginádnoslo… en algunas poblaciones ha llovido en un solo día lo que llueve en dos o tres años. El agua en este país es un bien preciado, pero es muy difícil aprovecharla cuando cae así. 

    Por cierto, la localidad de Qurayyat de la costa noroeste de Omán ostenta el récord de la temperatura mínima más elevada del planeta con 42,6 ºC… ¡de mínima!

    En Cataluña, en cuanto a aguaceros, hemos sufrido experiencias parecidas, ya lo explicábamos en artículos anteriores, pero ahora nos centraremos en un hecho muy curioso, peculiar y que puede conllevar bastante agua… ¡a veces demasiada!, y que afecta a una zona concreta: la Costa Central y las comarcas cercanas, especialmente el Maresme, Barcelonès, Baix Llobregat y en menor medida, el Vallès Oriental y el Occidental. Lógicamente, la repercusión que tiene es importante, ya que en estas zonas se concentra la mayor parte de la población catalana. El fenómeno se conoce popularmente como “rebufo”, también “estela de tramontana”, y es estudiado por científicos de alrededor del mundo.

    Al norte de Venezuela, en la cuenca del río Catatumbo que desemboca sus aguas en el lago Maracaibo, ocurre el “relámpago de Catatumbo”, un fenómeno muy curioso, unos rayos extraordinarios que se pueden presenciar unas 160 veces al año, ya lo veremos más adelante. En Cataluña tenemos como curiosidad y en menor medida… “el rebufo”.  

    ¿Cómo se forma? Necesitamos la entrada de la tramontada por el Empordà, que no debe ser ni demasiado violenta ni demasiado suave y, por el sur, tiene que llegar el mistral, el viento del noroeste, de moderado a intenso, pero no violento. Por lo tanto, tenemos dos pasillos de viento al norte y al sur de la Costa Central. En el caso de la tramontana, va progresando por encima del mar hacia el sur y, cuando llega a medio camino entre la costa catalana y las Baleares, pierde intensidad, hace un giro de más de 100º y toma dirección hacia la Costa Central, ya tenemos el viento de levante. Mientras va dirigiéndose hacia el litoral, se va cargando de humedad en contacto con el Mediterráneo y por fin llega a la costa barcelonesa, entre el alto Maresme y el Baix Llobregat, cargado de humedad y a menudo visible en forma de nubes bajas, mientras en el Empordà o la Costa Dorada encontramos un gran sol. Pero aun faltan dos elementos más para conseguir el desencadenante de las intensas precipitaciones. Uno ya lo tenemos asegurado: unas cordilleras montañosas perpendiculares al viento de levante como pueden ser el Montalt, la Conreria, el Corredor, el Montnegre, Collserola, el Ordal… y que harán de palanca para dar más fuerza a las nubes y hacerlas crecer. El otro elemento es el aire frío en capas superiores. Entonces la nube, cuando llega a la Costa Central y toma el efecto palanca de las cordilleras, se encontrará con el aire frío de niveles superiores y, como ya hemos explicado en alguna otra ocasión, aire cálido y húmedo en superficie y aire frío en altura igual a posibles precipitaciones intensas. Si estas condiciones se dan en verano o a principios de otoño, cuando la temperatura del agua del mar es bastante elevada, las nubes bajas se pueden transformar en cumulonimbus descargando grandes precipitaciones. Añadimos que las nubes pueden quedar estancadas sobre un mismo punto mucho tiempo: por debajo la nubosidad se irá realimentando con un aire cálido y húmedo que vendrá de levante y por encima siempre se encontrará con el aire frío. Un ejemplo ideal de esta situación lo encontramos en la noche del 31 de julio de 2002.

    En este mapa vemos una bolsa de aire frío en Bretaña, pero abrazando Francia y también Cataluña, es decir, teníamos aire frío en capas altas. La línea blanca o isobara baja de Francia hacia el Pirineo, es decir, soplaba un poco de viento del norte y noroeste… y rebufo en la Costa Central. Se formaron unas tormentas estáticas entre el Baix Maresme, Barcelonès y Baix Llobregat, cayendo los rayos continuadamente como dardos y sumando un total de 17p litros en tres horas en el centro de la ciudad de Barcelona, 210 litros en Badalona o 287 litros al sur de Castelldefels. Para terminar, les dejamos con un aguacero de “rebufo” de Barcelona. 

    Estamos cerrando un estudio sobre situaciones meteorológicas que han provocado inundaciones en Cataluña, les facilitaremos los datos en el próximo artículo. 

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque in justo arcu. Donec eu lacinia risus. 

    Nombre – profesión o identificador

    Noticies

    Nova entrada al blog de L'#EfecteBlau 📝! Avui viatgem amb l'@AlfredRPico per descobrir les diversitats climàtiques que caracteritzen les ciutats ... d'Europa. ⛈️👉 https://bit.ly/39W4mlm

    @hidrobal entre ellas, prestando un servicio de alta calidad. @carbonero73 también este año 2020 tan complicado y difícil.
    Las 15 empresas más fuertes ... de Calviá http://economiademallorca.com/art/26752/las-15-empresas-mas-fuertes-de-calvia